Grasas Como Fuente De Energia

Una de las fuentes saludables en nuestra dieta diaria son algunas grasas, que proveen la conclusión de bloquear y contribuir para apoyar la máxima y óptima producción de testosterona. Los niveles de testosterona alcanzan el pico durante el hombre cuando este llega a sus 20 años. La edad y el estilo de vida son factores influyentes, también el estrés, dieta impropia, inactividad física, fumar, beber alcohol, y el uso de medianas de medicinas prescritas pueden reducir los niveles de testosterona.

Si no estas consumiendo suficientes grasas esenciales, tu puedes estar dañando tu producción natural de testosterona corporal. Se a comprobado, que los vegetarianos tienen una baja producción de testosterona comparada con la gente que lleva una dieta normal, y esto es debido a su régimen dietético bajo en grasa.

Algunos investigadores examinaron como la dieta baja en grasa y alta en fibra impactan los niveles de testosterona a los hombres cuando están a sus 39 a 40 años, a su edad media, otra característica que son blancos, y otros entre 50-60 años de edad. Que en principio ellos consumían su dieta habitual alta en grasa y baja en fibra, y después de 8 semanas de modulación haciendo una dieta isocalorica, baja en grasa y alta en fibra, al final del estudio unos efectos perjudiciales de la dieta baja en grasa fueron:

-Bajaban un kilo mientras consumían calorías completas, el gasto energético, y el índice de actividad no cambio

-La concentración de la testosterona serum T se fue abajo

-Hubo un pequeño pero significante perdida en la testosterona serum libre T

-Un pequeño pero significante perdida de un 5 alpha-dihydrotestosterona, que es la enzima que convierte el colesterol en testosterona

-Una pequeña pero significante baja en los andrógenos adrenal, que es los androstendiones y sulfato dehydroepiandrosterona

-Los niveles de producción de T presentaron una baja mientras que se consumía una dieta baja en grasa en su modulación

Los investigadores tuvieron una conclusión clara y absoluta:
iStock_82062847_LARGE
coconut_oil, infinite_labsConcluimos que la reducción de grasas esenciales en nuestra dieta y el incremento en fibra da como resultado en un 12% en un bajón consistente de la circulación de los niveles de andrógenos.

La mayoría de los físico culturistas pudieran pensar que un buen bistec de carne roja es el mejor alimento para subir la testosterona, pero de acuerdo con los estudios, el aceite de oliva puede ser la mejor grasa para incrementar la testosterona.

Antes que vayas corriendo al mercado, a comprar un galón de aceite de oliva y a empezar a masticártelo y tomártelo, tienes que saber que los estudios fueron hechos a base de ratas. Por 60 días, las ratas fueron alimentadas con 70 gramos de aceite de soja, aceite de oliva, aceite de coco, o aceite de semillas de uvas por lo que fueron agregado basado en los kilogramos.

Al final del estudio los investigadores vieron que tanto los niveles de testosterona cambiaron al final del estudio. Aceite de oliva fue la mejor grasa para incrementar la testosterona, pero también el aceite de oliva tiene otros potentes efectos que benefician a la salud.

Los investigadores también encontraron una relación directa entre la dieta y la cantidad de libre colesterol en las células Leydig, y los niveles de testosterona. Las células Leydig hace la testosterona de el cholesterol. Una dieta rica en aceite de coco o en aceite de oliva aparentemente ayuda a las células absorber mas colesterol. El colesterol es un vital precursor para la producción de la testosterona. Los atletas naturales pueden maximizar y optimizar su producción de testosterona usando la aceite de oliva como su fuente principal de grasas. El aceite de oliva y el aceite de coco también llevan la concentración de antioxidantes propios de el cuerpo y las células Leydig, el cual producen testosterona. Otra teoría es que las células Leydig comienzan a producir menos testosteronas por las células dañadas por radicales libres. Los antioxidantes en el aceite de oliva y en el aceite de coco, pueden prevenir daños en las células. El aceite de oliva y el aceite de coco también incrementan dos enzimas necesarias para la producción de la testosterona, el cuales son 3-beta-HSD y 17-beta-HSD. Esto todo fue hecho en células cultivadas, ósea, no ay evidencia conclusa que funcione en la vida real. Nunca an ávido estudios en humanos que muestren que la aceite de oliva y la aceite de coco incrementan los niveles de testosterona en los hombres, pero el estudio es interesante sin embargo.

Entonces basado en el estudio, las mejores grasas para aumentar los niveles de testosterona son el aceite de oliva primero, seguido con el aceite de coco.

By |2016-12-20T18:47:06+00:00September 17th, 2015|En Español|Comments Off on Grasas Como Fuente De Energia